JORGE CIVIS

Jorge Civis formó parte del variopinto elenco de profesores que durante la segunda mitad de la década de los 90 asistió nuestra formación en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca.

Su actividad docente e investigadora se entrelazó desde siempre con  diferentes cargos y puestos de relevancia en muchas entidades y sociedades científicas, tanto en nuestra universidad -donde se doctoró en 1975- como en muchas otras dentro y fuera del país.  Destaca la presidencia de la Sociedad Geológica de España o, en los últimos años, la responsabilidad de presidir el Instituto Geológico y Minero de España, experiencia esta última que abandonaba recientemente para disfrutar de un merecido descanso sabático en el Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid. 
 
Jorge Civis durante el Geolodía 2017 de Salamanca.
De una vitalidad inusual, Jorge nos acompañó por media España en aquellos viajes iniciáticos en busca de restos paleontológicos.  Despertaba sin apenas esfuerzos la curiosidad no solo profesional sino también vital por las ciencias de la Tierra.  De una profunda humanidad y empatía, sus brillantes lecciones sobre la tarima o subidos a una peña eran irrepetibles.  Acudimos como oyentes a algunas de sus clases e, incluso, nos invitó a viajar en alguna ocasión con otros alumnos a conocer sus queridos Pirineos.  Montañas que amaba con locura y que además le vieron nacer.  De hecho, las últimas conversaciones que tuvimos fueron de agradecimiento a sus convecinos por un reciente reconocimiento en su tierra natal: La Pobla de Segur.

Como jóvenes e inquietos estudiantes que éramos entonces, tenemos que reconocer que no alcanzábamos a ser conscientes de la relevancia de Jorge dentro del ámbito científico y académico.  Aquel profesor con acento catalán que nos anonadaba en sus clases de paleontología tenía una merecida cátedra que ostentaba desde el 81.  Ello no le impidió tratarnos tal vez con la cercanía, naturalidad y cariño necesarios para implicarnos en el arduo y complejo estudio paleontológico, rico en términos y nomenclaturas.  Recordamos con asombro su clarividencia y retórica, sin duda, unas cualidades que solo él sabía entrelazar con un amplio anecdotario de forma natural y con un humor siempre inteligente.  Pero también nos acordamos ahora con mucho afecto y cariño de Maruja, su inseparable compañera de viaje y también nuestra profesora del Departamento de Geología.

Hoy le tenemos que despedir. Compartíamos con él hace unos meses el viaje anual que los geólogos españoles brindan a la sociedad.  El Geolodía, una propuesta divulgadora y amplificadora de los valores que Jorge siempre defendió e impulsó desde una profunda convicción: la de seguir acercando la ciencia geológica a la ciudadanía aunque fuera desde las más altas instancias.

Gracias Jorge. Sit tibi terra levis.

Jerónimo Jablonski

UNA NUEVA EXPERIENCIA GEOLÓGICA EN EL MUSEO

Mi nombre es Pablo Lucia y os vengo a contar mi experiencia en el Museo de la Falla de Juzbado durante el pasado mes de Julio. Soy geólogo licenciado en la Universidad de Zaragoza y durante el último año he cursado el Máster en Geología Ambiental y Aplicada en la Universidad de Salamanca.

Durante el pasado mes de Julio tuve la oportunidad de colaborar como estudiante en prácticas en una dotación museística como es el Museo de la Falla de Juzbado. Estas prácticas surgieron a raíz de una visita al museo que hicimos en una salida de campo con una de las asignaturas del máster durante la primavera. En aquella visita, acompañados del profesor Miguel López Plaza, pudimos comprobar de primera mano las tareas que se realizan en el museo y surgió la idea de que el museo me recibiera en verano para profundizar en la divulgación geológica y ambiental de esta parte de Castilla y León que desconocía hasta entonces.  Las prácticas son posibles gracias a un acuerdo de colaboración entre la Universidad de Salamanca y el Ayuntamiento de Juzbado.

A comienzos del mes de julio se plantearon las actividades y contenidos que se querían llevar a cabo.  En mi caso han sido muy diversas y variopintas.  Por un lado, la realización de un panel informativo que está previsto se instale a lo largo del otoño en el paraje conocido como Los Berrocales, dentro del recinto de la piscina municipal.  Allí aparece uno de los mejores afloramientos de la zona de cizalla dúctil de Juzbado.  Y, por otro, el diseño y elaboración de una ruta geológica urbana outdoor por Juzbado.  En estos momentos estamos cerrando la maquetación de una publicación que verá la luz en las próximas semanas.


Museo de la Falla, Juzbado
Preparación del afloramiento de rocas cizalladas para su puesta en valor mediante un panel de interpretación.

Además de estas dos propuestas divulgativas principales y que me han llevado prácticamente todo el mes de julio y parte del de Agosto ya en mi casa y por mi cuenta, también se contempló la posibilidad de realizar distintas actividades divulgativas en torno a la geología y en colaboración con el museo.  Más concretamente con los más pequeños de Juzbado, para aprender así un poco más y divertirnos con la geología.  Una de las actividades que más aceptación tuvo fue el taller de Geología Experimenta, donde se realizaron 3 experimentos con los más pequeños de Juzbado.  

Cartel de la convocatoria para los talleres geológicos en los que participé.
Sumado a estas actividades se fueron recibiendo visitas periódicas al museo por parte de varios grupos de jóvenes y particulares a lo largo del mes de julio.  Los días se pasaron volando debido a la gran actividad que tiene Juzbado en verano, en gran medida gracias a estas y otras propuestas lúdicas, divulgativas y de entretenimiento que aumentan en verano.

Museo de la falla, Juzbado, geología
Momento en el que iniciábamos un proceso de erupción volcánica  de uno de los experimentos.
Además, tengo que destacar algunos viajes a varios puntos de la provincia para conocer mejor la extensa banda de cizalla dúctil que atraviesa la provincia de Salamanca hasta Portugal, y que tanta literatura arroja cada año.  Los viajes también pude aprovecharlos para ampliar mis investigaciones sobre el encajamiento del río Tormes por debajo de la presa de Almendra.  Trabajo este último que acabo de presentar a principios de septiembre y que culmina mis estudios de Máster en Salamanca.
Este soy yo tomando datos en el campo.
En definitiva, ha sido un mes en el que he podido conocer otra faceta de la geología distinta a la que hemos podido aprender en la universidad por lo que, sin dudarlo, recomendaría  a futuros estudiantes del Máster en Geología Ambiental y Aplicada en la Universidad de Salamanca, la posibilidad de realizar estas prácticas en el Museo de la Falla.

Espero presentaros pronto los trabajos que iniciamos en Juzbado y que podáis comprobar cómo es posible divulgar la geología y todos sus secretos desde otros puntos de vista en un mundo rural tan amplio y, muchas veces, desconocido.



NUBRA CAMPS


Cuando en el invierno de 2015 recibimos la propuesta de utilizar nuestros recursos para desarrollar y complementar parte del asombroso trabajo de ocio y tiempo libre de la empresa Nubra -en estrecha colaboración con los Baños de Ledesma-, nunca creímos que hoy podríamos comenzar a escribir estas palabras.

Son ya 3 los años que venimos recibiendo cada primavera y verano las visitas de los jóvenes participantes en los campamentos de multiaventura e inmersión lingüística del programa específico  Nubracamps.  Cada semana, llueva, nieve o caiga un sol de justicia, cientos de entusiastas niños y niñas de todos los rincones de la península, aunque especialmente del norte, nos han estado visitando en el Museo del Falla.  Una intensa trayectoria que no solo se ha fraguado con los más pequeños bajo los preceptos del idioma anglosajón, sino que también se ha consolidado gracias al extraordinario equipo que se encarga de mantener minuto a minuto el espíritu de aventura, emoción y, por su puesto, de profesionalidad.  Un ámbito del ocio además, cada vez más mercantilizado y alejado de los valores de cooperación, aprendizaje y, si se quiere, del romanticismo que entiende a la naturaleza como seno vital para la convivencia y la construcción de una sociedad mejor.

Desde aquí queremos agradecer no solo a Nubra por confiar en nosotros como destino final de una de sus jornadas semanales, sino también a las personas que con su empeño y esfuerzo han logrado que muchos jóvenes se lleven de vuelta a sus hogares buenos y gratos recuerdos de esta parte, a veces tan desconocida del Tormes. 

Tal vez gracias a ellos, podamos en un futuro próximo, alentar más y mejores escenarios de colaboración y de promoción en torno a los paisajes del agua.  Una magia, la del cauce del Tormes, que nos une también indiscutiblemente con el Balneario de Ledesma.

Juzbado, Nubra Camps, Balneario de Ledesma

GEOLOGIA EXPERIMENTA: UN LABORATORIO GEOLÓGICO RURAL

Así hemos denominado a la experiencia científica que desarrollamos el miércoles 26 de julio en Juzbado. Se trataba de involuccrar a los más jóvenes juzbadinos en las ciencias de la tierra a través de la creación efímera de un laboratorio con varios experimentos científicos relacionados con el ámbito de trabajo no solo del Museo de la Falla, sino también de las ciencias geológicas. 
Museo de la Falla Juzbado geología laboratorio

Para ello, se realizaron 3 experimentos. El primero consistió en demostrar que "vivimos en un imán gigante", tal y como se encargaron de atestiguar espontáneamente los más pequeños. La imantación de una pequeña pieza de metal nos sirvió para averiguar dónde está el norte sobre una superficie de agua.  Tras la creación de esta brújula casera, los más de 20 pequeños que nos aconpañaron en esta aventura veraniega, comenzaron la construcción de un edificio volcánico.  Ello nos sirvió para introducir asuntos como las partes del globo terrestre o las partes específicas que tienen los volcanes. A ello, nos ayudaron  sin duda dos jóvenes tinerfeños que sabían un rato de volcanes.
Museo de la Falla Juzbado geología laboratorio
Vista cenital del laboratorio efímero creado para la ocasión con los 22 participantes.

Mientras se secaba el volcán, tuvimos la ocasión de descubrir algunos minerales y nada mejor que experimentar sobre su cristalización. Cada participante tuvo la oportunidad de decidir qué forma dar a su mineral y, con una disolución, están ahora mismo ya listos y cristalizados para recoger en la biblioteca municipal.
Museo de la Falla Juzbado geología laboratorio
Momento del proceso de elaboración del edificio volcánico
En definitiva, una experiencia no solo de entretenimiento, sino también de divulgación y aprendizaje geológico que tuvo lugar en el salón de actos del ayuntamiento y que contó la inestimable colaboración de varios de los padres y madres. A todos ellos nuestro agradecimiento y por su puesto también a Mar Hernández y a Pablo Lucia que diseñaron, prepararon y desarrollaron el primer laboratorio "geológica experimenta".

Museo de la Falla Juzbado geología laboratorio
Los vasos contienen la disolución neccesario para engendrar los cristales y están ya listos

EL GEOLODÍA 2017 EN FOTOS

Os mostramos a través de una colección de fotografías la jornada del Geolodía 2017. Como sabéis, la hemos celebrado en la Sierra de Francia buscando el rastro del maridaje del vino con la geología en un territorio que cuenta con la Denominación de Origen Protegida Sierra de Salamanca.  
 
Como miembros de la organización, desde el Museo de la Falla agradecemos la presencia de las más de 100 personas que nos acompañaron a lo largo de toda la jornada. Destacamos al presencia de niños que, a pesar de las sesudas explicaciones de los geólogos, supieron encontrar su particular lectura en un día rodeados de piedras y viñedos. 
 
NOTA: las fotografías que presentamos a continuación son las que se han ido subiendo a la cuenta Oficial de Twitter del Geolodía de Salamanca. 
 
Geolodía salamanca 2017 geolodía17
Clica aquí para ver el resto de fotos